FANDOM


La Esencia

La Esencia o "Rhum" en la lengua de los Dioses, es una energía antigua y de gran poder que fue entregada a los mortales de Exelium tras la Al'Krothnir(Gran Guerra de los Dioses), con el fin de que estos pudieran hacer frente a las amenazas que surgieron a causa de dicha guerra.

Esta "energía" otorga al portador la capacidad de despertar el poder de su alma, permitiéndole canalizar y proyectar la energía de un dios desde su alma y obtener así un increíble poder.

Historia Editar

Hace más de 7.000 años, se dio por concluida la titánica guerra que asoló el mundo de los dioses. Dicha guerra provocó terribles repercusiones en el mundo de los mortales, Atlas, y esto llevó al victorioso dios Alfath a descender a Elterión, el reino de los mortales y, con sus últimas fuerzas, entregarles parte de su energía, la cual fue llamada La Esencia. Con esta energía los mortales adquirieron increíbles habilidades que usarían para hacer frente a sus enemigos.

Según cuentan las leyendas:

~ Alfath, hermano creador, descendió de los cielos y contempló a su hijos moribundos en Atlas. Horror y destrucción del cataclismo. Hijos míos, no he sido un buen padre, la oscuridad nos nubló, más no temáis hijos míos, mi poder, aunque menguado está ahora,suficiente será. No temáis hijos de Atlas, tomad mi energía y por ella seáis salvados, más vuestra voluntad debéis necesitar. Parto ahora, hijos míos, a un largo descanso y meditación. No estaréis solos, pues con vosotros dejo parte de mi alma y mi corazón.~

Los primeros mortales en recibir este poder fueron conocidos como los Pherynors (Primeros Reyes), un grupo de cinco sabios que lideraban los grandes pueblos por aquel entonces. Estos sabios fueron así los primeros en hacer uso del Rhum en las batallas y se convirtieron en los primeros maestros de la Esencia. Con el tiempo, los sabios fundaron los primeros recintos en cada uno de los actuales Grandes Reinos, donde cualquier mortal podría practicar y desarrollar de forma más intensa el uso de esta energía.

Las diferentes razas mortales estudiaron y desarrollaron el uso de este "don", y descubrieron que al despertar este poder obtenían la habilidad para canalizar y proyectar la energía de su alma, con la cual disponían de un increíble poder divino. Se requería de un riguroso entrenamiento para poder despertar este poder y poder utilizar algunas de las habilidades más poderosas. No obstante surgieron unos casos especiales de portadores que despertaban esta energía al nacer, confiriéndoles además de una habilidad única que estaba vinculada a los dioses más poderoso, estos usuarios fueron llamados Portadores de Sangre. Estos portadores fueron muy aclamados y desempeñaron un papel importante en la lucha contra los enemigos, pero su reputación se vio afectada por algunos pocos de estos que utilizaban su poder para fines oscuros y crueles.

Después de largos años de batallas y numerosas pérdidas, entre las que destacó el sacrificio de uno de los cinco Pherynors, por fin se instauró el equilibrio y las esperanzas de los mortales volvieron a florecer. Pero este equilibro no duró demasiado.

Pasado un tiempo, una nueva y terrible enfermedad golpeó duramente las esperanzas de los mortales. El Rhum comenzó a destruir a sus portadores. Nadie consiguió hallar la respuesta a este mal y, tras numerosas pérdidas y desapariciones, el uso de esta energía fue prohibida. La Esencia cayó en el olvido y las esperanzas de los mortales se vieron derrumbadas por el temor de un nuevo y próximo resurgimiento del mal.