FANDOM


El Castillo Blanco de Ázharon se iluminaba con la fuegos de la feroz batalla que se daba lugar frente a las grandes puertas del recinto... Pero atrás, en los jardines del castillo, una pequeña y parpadeante luz plateada, luchaba por iluminar la enorme oscuridad que había caído sobre ella, como una pequeña estrella en el inmenso y frió espacio.

La joven Sharia permanecía estática, ante la reincorporación de un joven desde las mismísimas entrañas de la muerte. A simple vista no destacaba como un gran guerrero o un honorable caballero, pero cuya voluntad era tan grande y fuerte como la de cualquier gran luchador... Tharion Drakker, quién ahora sería recordado como Kirünhar, la "Estrella de Plata"...

Tharion: ¡¡Aaahh!! ¡¡Qué asco!! ¡¡Creo que se me ha metido esta cosa en la boca! - Dice alterado tratando de quitarse los fluidos digestivos del Mörthul.

Jefe Demonio: ¡¡¡Tch!!! (Pensando) ¡Ese maldito humano! ¡Ese no es un Rhum cualquiera! - Aprieta lo dietes rabioso, analizando al joven. - (Pensando) ¡Si estoy en lo cierto...!¡Debemos acabar con él antes de que Melkroth lo encuentre!

Tharion: ¡Ah si! ¡Sharia! ¡¿Estás bien?! - Se acerca hasta la joven. - ... Sharia.

Sharia: (Pensando) ... Acaba de ser devorado por esa cosa... Y está más preocupado por mi estado... No logro entenderlo. - Agacha la mirada - ... Creí... que estabas muerto... - Murmura cabizbaja, aún un poco consternada.

Tharion: ... - La mira con un gesto despreocupado.

Sharia: ... Te lanzaste hacia él sin dudarlo...

Tharion: ... Sí, bueno... yo solo... Supongo que no es lago muy profesional, jajaj.... - Se rasca la cabeza algo preocupado, creyendo haber hecho otra estupidez. - ¿Sh-Sharia?...

Sharia: ...

Tharion: (Pensando) ¡Tch!... Parece muy molesta. - Concluye al ver el gesto de la joven. - Yo-yo-yo solo... no quería ser un estorbo para ti.... Solo hice lo que se me vino a la cabeza en ese momento y-y... - Le interrumpen.

Sharia: ... Siento... haberte llamado cobarde... - Se inclina ligeramente con seriedad en señal de disculpa.

Tharion no espera el gesto y las palabras de la joven, pero sabía que lo decía de corazón y rápidamente le responde...

Tharion: ... No hay nada que disculpar. - Sonríe. - Somos compañeros. - Le ofrece la mano con una firme sonrisa.

La joven queda nuevamente sorprendida por la profunda honestidad que sin duda destaca en el joven, y acto seguido reacciona, soltando una pequeña y fugaz sonrisa que le hace dar ese toque ingenuo e infantil que albergaba en la sonrisa de Tharion. Pronto se dispone a aceptar el saludo...

Pero la acción se ve detenida por el veloz ataque del Jefe Demonio, quién había aprovechado el momento para acabar con la vida del joven..

Sharia y Tharion: ¡¡¡....!!! - Se apartan para evadir el ataque.

Jefe Demonio: ¡¡Rrrr!!! ¡¡¡¡Acabad con ellos!!!

Demonios: ¡¡¡¡¡Vamos!!!!!

Jefe Demonio: ¡¡¡Escuchadme!!! ¡¡¡El chico debe morir a toda costa!!! ¡¡¡El señor Melkroth no debe saber que él existe!!!

Demonios: ¡¡¡Sí, señor!!!

El grupo de demonios comienza a avanzar rápidamente hacia Tharion.

Sharia: (Pensando) Sin duda han cambiado de plan, parece que de alguna forma él se ha convertido en una amenaza para ellos... De cualquier manera, debo aprovechar para atacar. - Se incorpora lentamente con un gesto serio y de gran concentración.

Sharia se lanza veloz contra los ahora descuidados demonios y rápidamente comienza a abatirlos con su espada. La Princesa Roja hacía honor a su sobre nombre, pues una estela de sangre quedaba tras ella mientras avanzaba entre las filas de sus enemigos con habilidad. Como si de un baile se tratase Sgrïnith se deslizaba cual destello de una luna roja que daba paso al amanecer.

Demonio: ¡¡¡Aaaagghh!!! ¡Quema! ¡Me quema! - Ruge al ser atravesado por la fría hoja de la joven. - ¡Maldita seas!

Sharia: ... Vosotros queríais divertiros conmigo... Permitidme divertirme yo primero con vosotros...

Demonio: ¡¡Grhrh!! - Balbucea entre sangre mientras se ahoga con esta.

????: .... - Aparece detrás de la joven con gran rapidez. - Tú no eres una "Princesa"...

Sharia: ¡¡...!! - Mira de reojo, viendo una enorme sombra alada con dos pequeños y espeluznantes ojos rojos.

????: ¡¡Eres un mostruo!! - Lanza una enorme hacha contra la joven.

Tharion: ¡Sharia! ¡Tch! - Bloquea el ataque de un demonio.

Sharia: ... - Esquiva el ataque. - ... No estoy para andar con finezas, demonio. - Se pone en guardia, apuntando con su espada a su atacante.

Tharion: ¡Jej! - Sonríe por las palabras de su compañera. - ¡Bien dicho!

Frente a Sharia, un demonio, notablemente más grande que los otros, de grandes alas y armado con una gigantesca hacha, se interpone en su camino...

Jefe Demonio: ¡Bien hecho Askroth! ¡Retenla ahí! ¡Nosotros acabaremos con el chico!

Askroth: ¡Es tu día de suerte maldita humana! ¡Tu muerte será rápida!

Sharia: (Pensando) Maldita sea... Tharion no podrá con tantos... - Ojea rápido a su compañero.

Askroth: ¡No deberías distraerte! - Lanza su hacha contra la joven.

El demonio comienza a lanzar una serie de ataques con gran fuerza contra la joven Vlaint, quien los esquiva con gran concentración.

Askroth: ¡Tch! No hay duda de que eres bastante hábil. - Frunce el ceño. - ¡A ver si puedes esquivar mi siguiente ataque!

Askroth genera un fuerte impulso con la ayuda de sus alas, quedando por encima de Sharia, y pronto comienza a girar en numerosas direcciones a gran velocidad mientras cae hacia ella. El ataque es claramente mortal.

Tharion: ¡Sharia! - Se vuelve hacia la joven.

Jefe Demonio: ... Debilidad de los humanos... - Aparece ante el joven en un instante.

Tharion: ¡Tch!

Jefe Demonio: ¡¡¡SENTIMENTALISMO!!!

El jefe demonio asesta un brutal puñetazo en el estómago del joven Drakker, produciéndole una fuerte hemorragia interna... Tharion sale varios metros disparado hacia atrás, impactando en uno de los árboles del jardín.

Jefe Demonio: ... Esto ya está. - Se vuelve.

Sharia es consciente de la escena, pero su rostro no parece mostrar preocupación alguna, dispuesta más bien a preparar un ataque contra su adversario.

Askroth: ¡¡MUREEE!! - Grita con fuerza.

Sharia: ... Creo que ya lo voy entendiendo... Tharion. - Salta hacia Askroth.

Sharia realiza un rápido movimiento con su espada, y evadiendo por completo el brutal ataque del demonio, Sharia asesta un potente corte en el costado de Askroth, haciendo que este impacte fuertemente contra el suelo. Los demás demonios quedan totalmente impactados por la escena.

Jefe Demonio: ¡¡¡....!!! (Pensando) ¡Imposible! ¡Esa capacidad de concentración.... Es totalmente inhumana!

????: ... Eh... Tú...

El Jefe Demonio tiembla al oír la voz, y lentamente se vuelve hacia esta... Allí, entre los arbustos, la figura del joven Tharion se alza firme y seria entre las sombras de los árboles.

Jefe Demonio: ¡¡¡¡¿¿Qué clase de humanos sois vosotros??!!! - Exclama alterado. - ¡¡¡¿¿¿Qué demonios os da fuerzas para volver a levantaros???!!!

Tharion: ... - Aprieta el puño. - ... Es algo muy simple... ¡¡NUESTRA VOLUNTAD DE GUARDIÁN!!

Continuará... Editar

<<Capítulo Anterior/Siguiente Capítulo>>