FANDOM


Momentos antes de lo acontecido, en los jardines del Castillo Blanco, un grupo de demonios pretendía arremeter desde el otro lado de la batalla principal, pero dos sujetos inesperados se interpusieron en su camino, retrasando su ataque más de lo que esperaban...

Demonio: ¡Malditos sean! ¡¿Como es posible que nos estén haciendo frente dos estúpidos críos humanos?!

Demonio 2: ¡El chico....! ¡Está haciendo uso del poder prohibido!

Demonio: ¡¿Quién demonios es ese maldito muchacho?!

????: ¡Yo soy Tharion Drakker! ¡Próximo Guardián de Exelium! ¡Recordádlo! - Exclama con fervor el joven mientras abate con su puño a uno de los demonios.

Demonio: ¡Tened cuidado! ¡Esa joven es Eithïris (Princesa Roja)! ¡La hija de Eigäendor (Comandante Rojo)! ¡Portadora de Sgrïnith!

Tharion: Parece que eres muy conocida, Sharia. - Sonríe.

Sharia: ... Mi padre es el afamado... Yo solo soy su hija. - Responde con seriedad, atravesando a uno de los demonios con su espada. - (Susurra) Así no vamos a ninguna parte. Siguen llegando cada vez más y pronto nos quedaremos sin fuerzas tanto él como yo.

????: ¡¡¡RRRRAAAAAAGGGG!!!

Un fuerte rugido se escucha entre las oscuras sombres de los árboles del jardín...

Tharion: ... - Se vuelve hacia el rugido.

Jefe Demonio: ... Hasta aquí habéis llegado, mocosos...

Los dos Atlanters observan atentos hacia la profunda oscuridad, buscando el origen del sonido... Los demonios comienzan a agruparse rodeando a los jóvenes, dejando una pequeña apertura en la dirección del rugido. Sharia sujeta con fuerza su espada, manteniendo firme su posición...

Jefe Demonio: Jejej... ¡Muéstrate! ¡¡MÖRTHUL!!

Pronto, de entre las sombras, una enorme bestia de ensangrentados ojos aparece ante los jóvenes humanos... Mörthul, una horrible y sangrienta criatura de Ilterión, de pálida piel, cubierto de espinas, largas patas de afiladas garras y espeluznantes fauces, atado con unas angostas cadenas negras. El terror era inevitable...

Tharion: ¡Tch! - Aprieta los dientes, firme pero algo tembloroso.

Sharia: Esa cosa... Es un "Quebrantador"... Una bestia de Ilterión...

Tharion: ¡...!

Sharia: (Pensando) ... Sin duda es digna de cualquier pesadilla... - Mira hacia Tharion, al cual comienzan a temblarle las manos. - ... Oye, es normal que estés aterrado, pero tienes que reaccionar o... - Se ve interrumpida.

Tharion: ¡Pobre animal! ¡No tiene ojos!

Sharia: ¡Eso es lo que te preocupa! - Exclama por la estupidez.

Tharion: ¡Pero así no puede ver nada!

Mörthul: ¡¡¡GGRRRRAAAÑÑHHHASAAA!!! - Se lanza contra el joven tras la exclamación de este.

La criatura lanza sus garras contra el joven, pero este se tira a un lado, esquivando el mortal ataque.

Sharia: ¡Se guía por el olfato y las vibraciones! ¡No necesita ver para matarte!

El Mörthul se vuelve hacia la joven, la cual llama su atención al avisar a Tharion. Rápidamente, como un voraz depredador se lanza contra la joven. Sharia coge aliento y avanza también contra esta.

Tharion: ¡Sharia!

Sharia: ¡¡¡Aaaahahhhh!!!

La joven salta con fuerza y se desliza por debajo de las patas de la bestia, esquivando sus espinas, para luego alzar su espada contra el abdomen de esta. La espada se desliza por un costado del pecho del animal, produciéndole una profunda herida. La criatura ruge de dolor, pero no cae.

Jefe Demonio: ¡Vamos! ¡Acaba con ellos! - Ordena furioso a la criatura.

Sharia se incorpora y nuevamente se prepara para atacarlo. Años de entrenamiento la habían convertido en una dura luchadora, sin temor al dolor ni al miedo, preparada para enfrentar cualquier cosa. Tharion queda asombrado al darse cuenta de la gran diferencia de nivel entre él y ella, pero había algo que le molestaba... Una extraña sensación de sufrimiento...

Sharia: Aj, Aj, ... - Retrocede suspirando ante un fuerte ataque del Morthül. - (Pensando) ¿Qué ocurre...? ¿Es que mis ataques no le hacen nada?...

Tharian: ¡Sharia! ... - Reacciona al ver a su compañera agotada. - ¡Maldita sea! ¡¡RRRAAAAAAHHHHH!!!!

Tharion se lanza contra la bestia armado con su puño. El Morthül responde con sus terribles garras, ganando el choque y lanzando al joven Drakker por los aires como si fuera un muñeco.

Sharia: ¡Tharion! ¡Tch! - Se duele de un anterior golpe.

Tharion cae al suelo con dureza, raspándose varias partes de su cuerpo. Pronto, dolorido, se vuelve a incorporar.

Tharion: ... ¡¡¡....!!! - Aprienta los puños. - ¡No voy a rendirme! ¡¡¡RAAAAHHHHHH!!! - Se lanza de nuevo al ataque.

Sharia: ¡Tharion! ¡No podrás hacer nada con las manos desnudas! ¡Morirás!

Tharias: ¡Pues moriré! - Exclama serio y fuerte.

Sharia queda perpleja ante las palabras del joven, pues nunca había escuchado a nadie decir tal frase sin mostrar ninguna importancia por su hecho... La determinación de Tharion era firme. Se podía observar claramente como su espíritu rugía y luchaba con fuerza por una consistente razón, sin importarle que claramente no ganaría.

Demonios: ¡¡¡Aaajajajaja!!! ¡¡¡Ese desgraciado pretende ganar a puñetazos!!! ¡¡¡Los humanos son idiotas, ajajaja!!!

Jefe Demonio: ¡Morthül! ¡Adelante! ¡¡Será tu almuerzo!! - Le ordena a la bestia.

Morthül: ¡¡¡¡¡¡¡GGRRRRAAAÑÑHHHASAAA!!!!! - Se lanza contra Tharion, dispuesto a devorarlo.

Sharia: ¡¡Tharion!! ¡¡Apártate!!

Tharion: Hm... - Sonríe. Sharia no comprende el gesto y todo ocurre muy deprisa.

Tharion da un pequeño salto hacia delante y como si nunca hubiera estado allí, desaparece entre las fauces del Morthül... Un frío silencio cae sobre el campo de batalla. La joven Vlaint queda totalmente paralizada por la situación, inmóvil, sin mover ni un músculo, con los ojos tan abiertos como puede... Viendo como el cuello de la criatura se yergue para tragar mejor su presa.

Demonio: ... ¡¡¡JJAAAAAAHHHHJAJAJAJA!!! ¡¡¡Nunca había visto a un humano lanzarse directamente a sus fauces!!! ¡¡Jaajajajaja!!!

Jefe Demonio: ¡¡¡Ese gusano tenía tanto miedo que se ha sucidado!!! ¡¡Jjajajaj!! - Ríe a carcajadas. - Bueno... ¿Ahora que harás, "Princesa Roja", eh? ¡jejej!

Demonio: ¡¡Oye Jefe!! ¡¿Por qué no la capturamos?! ¡Podríamos divertirnos con ella!

Demonio 2: ¡¡Si!! ¡¡Melkroth no tiene por que enterarse!!!

La joven, aún en shock, no puede evitar escucharlos...

Sharia: (Pensando) Aj, aj... - Suspira temblorosa. - ... ¿Q-Qué hago? ¡T-Tengo que luchar!... ¡¡...!! - Se altera al ver su mano temblando sin poder evitarlo al intentar alcanzar su espada en el suelo.

Jefe Demonio: ¡jeje! ¡¿Qué ocurre "Princesa"?! ¡Acaso tienes miedo! ¡Ajajaj! Viéndote ahora, ya no pareces tan temible como dicen, jejeje...

Sharia aprieta lentamente su puño y pronto envaina nuevamente su espada, lanzando una firme y amenazante mirada al Jefe Demonio...

Demonio: ¡Tch! ¡¿Qué pasa con esa mirada?! ¡¿No creerás que nos puedes derrotar?! ¡Adelante, capturadla!

Demonios: ¡¡Vamos!! - Se lanzan hacia la joven.

Sharia: ... Madre... Por fin podré verte pronto...

La fría noche se cobraría otra vida más de la ya muchas perdidas, pues así de duro es el mundo en el que existimos... Un mundo en el que no se vive, sino en el que se.... Sobrevive.

Morthül: ¡¡¡¡¡¡¡GGGIIIIAAAAAAAAAAAAHHHH!!!!!! ¡¡¡¡GGGGIIIIIIIIIIIAAAAAAGGGRRGRG!!!! - Ruge estruendosamente.

Demonio: ¡¡Mirad!! - Señala a la criatura. - ¡¡¡¿Qué le pasa al Morthül?!!

Jefe Demonio: ¡¡¿Qué te ocurre ahora?!! - Exclama furioso. - ¡¡¡Silencio!!

Pero la criatura ignora la orden de su amo por completo y comienza a retorcerse y rugir de lo que parece ser dolor... De pronto, todo vuelve a quedar en silencio cuando una especie de haz de energía brota de las fauces del Morthül.

Todos quedan expectantes de la situación, hasta que un potente y último gemido del monstruo rompe la tensión del ambiente. Ante los ojos de la joven Sharia y el grupo de Demonios, la horrible criatura de Ilterión cae como un plomo. Todos quedan perplejos. Los demonios comienzan a mirarse entre ellos, buscando una respuesta... pero nadie se atreve a hablar.

Sharia: ... No es... posible. - Cae de rodillas.

Convertirse en un superviviente es algo prácticamente obligatorio en un mundo tan cruel... Pero hay unos pocos que nacen ya con un espíritu de superviviente, hay quienes están hechos solo para existir en este tipo de mundos... Y por suerte para Sharia, Tharion Drakker... Es uno de esos.

????: ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡RRRRRRRRRRRAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHH!!!!!!! ¡¡¡¡GANAREMOOOOOSSS!!!!

Demonios: ¡¡¡¡¡¡¿¿¿¿¿¿EEEEEEEEEEEEEEEHHHHHHHHHH?????????!!!!!!!!!

El joven Tharion se incorpora al combate, emergiendo del interior de la bestia, con el puño en alto envuelto entre una plateada Esencia, y fluidos de la criatura...

La intensidad de la energía alumbra parcialmente el lugar, como una pequeña luz, cegando ligeramente a los demonios.

Demonio: ¡¡¡Su Esencia!!! ¡¡¡Es como la luz de una estrella!!!

Demonio 2: ¡¡¡¡Es como una.... ESTRELLA DE PLATA!!!

Continuará... Editar

<<Capítulo Anterior/Siguiente Capítulo>>

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.