FANDOM


Nuevamente, el Rhum comienza a surgir del interior del cuerpo de Tharion, quien, tras recibir un fuerte golpe, se alza firme ante la adversidad... Al otro lado, la joven Vlaint se adelanta poco a poco hasta el resto de demonios con un gesto muy serio en su rostro, casi diabólico, el cual hace temblar ligeramente a algunos de sus enemigos...

Ninguno de los dos está dispuesto a perder esta batalla...

Jefe Demonio: (Susurra) Maldita sea... Pronto comenzará el ataque de la comandante Naerith desde las ruinas... Si no consigo detener a estos dos... Sin dudad seremos derrotados. - Traga saliva, preocupado. - No tengo de otro remedio que adelantar las fuerzas restantes antes de lo previsto...

Demonio: ¡Señor! ¡¿Qué debemos hacer?! - Pregunta con apuro. - ¡No podemos derrotarlos!

Demonio 2: ¡Eithïris ha derrotado al señor Askroth!

Demonio 3: ¡Es verdad! ¡Y el joven humano está haciendo uso del Rhum! ¡No podremos vencerlos!

Jefe Demonio: (Pensando) ¡¡¡Tch!!! ¡¡¡No tengo más remedio!!!. - Mira a su alrededor. - ¡¡¡Adelante!! ¡¡¡Que ataquen los Arrasadores!!!

Demonios: ¡¡Sí!!

Sharia: (Pensando) ¿Arrasadores?... No suena nada bien. - Analiza seria.

Pronto, uno de los demonios sopla fuertemente un extraño cuerno y el sonido resuena por todo el jardín, y luego todo queda envuelto en un frió silencio. Ambos jóvenes se mantienen alerta... Pronto, un ligero temblor proveniente de la Grieta Oscura se siente en el suelo cada vez con más fuerza... Tharion frunce el ceño con seriedad, con la mirada fija en la Grieta... La joven Vlaint permanece firme y concentrada, esperando el ataque...

Jefe Demonio: ... ¡¡Adelante!! ¡¡Acabad con el joven humano!!

En ese momento, unos fuertes y agudos gruñidos rompen la calma, y desde lo más profundo de la Grieta Oscura aparecen los Arrasadores. Un grupo de diez demonios montados cada uno en un enorme Mörthul... Tharion y Sharia quedan totalmente en shock...

Cabecilla Arrasador "Grick": ¡¡¡¿Qué significa esto?!!! ¡¡¡¿Quiénes son estos dos asquerosos humanos?!!!

Jefe Demonio: ¡¡Grick!! ¡¡Ese joven humano!! ¡¡Es portador de la Esencia!! ¡¡Acaba con él!!

Sharia: ¡¡Tch!! ¡¡Tharion!! ¡¡Son demasiados!! ¡¡Necesitamos refuerzos!!

????: ¡¡Ugh, ugh!! ¡¡Refuerzos dices!!

La joven Sharia se ve detenida por la ronca voz de Askroth, quien aún seguía con vida pese a su herida. Con sus últimas fuerzas el robusto demonio alado arremete una vez más contra la joven, quién esta vez no logra esquivar totalmente el ataque por culpa de sus heridas y el cansancio. Pese a todo, logra bloquear ligeramente el golpe, pero la fuerza del impacto la lanza varios metros hacia atrás...

Sharia: ¡¡...!! - Se frena con dificultades. - Maldición... - Gestea dolorida.

Jefe Demonio: ¡¡Ahora Grick!! ¡¡Atacad al joven!!

Sharia: ¡¡Tharion!!

Tharion: ¡¡Tch!! ¡¡No tengo más remedio!! - Exclama alterado. - ¡¡Espero que funcione!!

Grick arremete rápidamente contra el joven acompañado de otro de los Arrasadores, pero Tharion permanece en su posición, cerrando lentamente los ojos. Los Morthül abren sus fauces nuevamente para devorarlo. Tharion agacha la cabeza y alza uno de sus puños hasta su pecho. Sharia le observa detenidamente y pronto recuerda las palabras del joven: "¡¡Pues moriré!!". En ese momento sus dudas desaparecen por completo...

Sharia: ... Definitivamente... Tú me superas... Tharion. - Sonríe.

Grick: ¡¡Serás el almuerzo de mi Morthül sucio humano!!

Derrepente, la energía de la Esencia comienza a acumularse en el puño que tiene el joven en el pecho. Pronto, su puño comienza a deprender un tono plateado muy intenso y en ese momento el joven abre los ojos con una mirada firme...

Tharion: ¡¡¡...!!! - Arma su puño, preparado para atacar. - ¡¡¡No pienso volver a meterme dentro de esa cosa!!!

Grick: ¡¡¡...!!! - Se cubre por la intensidad de la energía.

Tharion: ¡¡¡GOLPE DE COMETA!!!

Tharion realiza un potente golpe al aire en la dirección de los dos Arrasadores, generando una poderosa onda que estalla desde ese punto como un fuerte cañón de energía plateada, que arrasa varias décimas de metros en linea recta, arrasando con todo lo que encuentra a su paso. Ambos Arrasadores son fuertemente golpeados por el golpe, el cual le produce fuertes daños internos en sus cuerpos, terminando por impactar contra numerosos árboles del jardín, quedando totalmente fuera de combate.

Todos quedan boquiabiertos ante tan descomunal ataque... Los demonios comienzan a caer de rodillas, perdiendo toda esperanza.

Jefe Demonio: ... - Permanece serio en su posición.

Askroth: ... Pero quién demonios es ese huma-. -Se ve detenido. - ¡¡¡Aaaghh...!!

Sharia: No subestimes... El poder de Los Guardianes. - Atraviesa la espalada del enorme demonio. - Por una vez las leyendas son ciertas... La Esencia... es un poder increíble.

Demonios: ¡¡¡Correeeeddd!!! ¡¡¡Volved a la Grieta!!! ¡¡¡Askroth y Grick han caído!!!

Jefe Demonio: ¡Tch! ¡Maldita sea! - Exclama furioso. - si huimos Melkroth nos matará atados... Pero está claro que no podemos derrotarlos...

Jinete Arrasador: ¡¡Maldito mocoso humano!! ¡¡Como te atreves a humillarnos de esa manera!! ¡¡Te destruiremos!!

Sharia: Parece que no se rinden... ¡¡...!! - Se vuelve hacia Tharion.

Pero para su sorpresa el joven cae de espaldas al suelo... La joven se dirige rápidamente hasta él, al llegar aprecia el gesto de dolor de su compañero. Tharion se dolía del anterior ataque recibido, pues al fin y al cabo era humano y el uso del Rhum le hacía gastar una gran cantidad de energía...

Jefe Demonio: (Pensando) Hm... pese a ese gran poder... sigue siendo mortal... y humano... Esta es mi oportunidad de escapar... - Se escabulle entre las sombras.

Sharia: (Pensando) ... Seguramente sea aún incapaz de controlar bien ese poder... Ese ataque ha sido bastante potente... Habrá gastado mucha energía... - Se agacha hasta el joven.

Tharion: Tch... Al final, si que seré una carga para ti, jej.. - Comenta débilmente con una ligera sonrisa.

Sharia: Encajaste un doro golpe... Ya era bastante sorprendente que te levantaras... - Le levanta la cabeza cuidadosamente.

Tharion: ... Tú también estás herida... - Mira hacia el maguyado brazo de la joven.

Sharia: ... - Sonríe con un gesto tierno. - No puedes ni levantarte y sigues preocupándote por mi. ¿Acaso no tienes sentido del peligro?...

Tharion: Jej... Creo que ya me habían dicho eso antes...

Arrasadores: ¡¡¡Eso es!!! ¡¡¡Así os mataremos a ambos al mismo tiempo!!! - Ruge con fervor.

Tharion: Sharia... Tienes que march- ¡Ahj! - Le interrumpe la joven dándole un pequeño golpe en la cabeza.

Sharia: ... No pienso dejarte aquí. - Se levanta. - Un Guardián nunca abandona a su compañero... Eso es lo primero que aprendes cuando te conviertes en uno...

Con estas palabras Tharion no puede evitar sonreír, y pronto reúne unas pocas fuerzas para incorporarse, pero sus piernas le fallan, cayendo hacia delante, pero rápidamente Sharia le sujeta con su cuerpo y le coloca el brazo de por encima de su hombro...

Sharia: No te vas a rendir ¿Verdad? - Le pregunta firme con una ligera sonrisa.

Tharion: Jaja... Soy demasiado cabezota para eso...

En un abrir y cerrar de ojos los Arrasadores caen sobre ellos y ambos Atlanters cierran los ojos, sin poder evitar el ataque...

????: Me alegra que recuerdes al menos algo... ¡De todo lo que te enseñé ayer! - Cae frente a los jóvenes.

Sharia y Tharion abren los ojos sorprendidos, y ante ellos, la sombra de un enorme escudo cubre sus cabezas del ataque enemigo.

Tharion: ¡¡¡¡¡¡FALKOOOOOOO!!!!

Farko: ¡¡Deja ya de bacilar con mi nombre, mocosoo!

El ataque de los Mörthul impacta contra el imponente Braïnmhirn, el cual devuelve la potencia del golpe a sus atacantes, lanzándolos por los aires.

Arrasador: ¡¡¡Ese hombre!!! ¡¡Es Farko!! ¡¡El Capitán de Bronce!!

Farko: Siento el retraso...

Continuará... Editar

<<Capítulo Anterior/Siguiente Capítulo>>