FANDOM


Por toda la capital resonaba la noticia. El rey Algriant había vuelto de un largo viaje. Todos los ciudadanos acudían raudos a las puertas de la ciudad. El sonido de las campanas y cuernos de plata envolvían todas las calles con sus claros y majestuosos tonos. Todo la paz parecía haber sido sacudida por una gran ola de emoción. Pues cada Atlanter adoraba y respetaba con todo su corazón al gran Kelïnor de su reino, y el pueblo se sentía muy vacío sin su presencia.

Los Guardianes movilizaban a sus miembros con presteza, pues debían recibir al rey en las puertas y conducirlo hasta el Castillo Blanco...

Taéla: De acuerdo. Preparemos su recibimiento como hemos hecho siempre. Nelhir, informa a todos, que ocupen sus puestos en las puertas de la ciudad! - Le ordena con firmeza al joven soldado.

Nelhir: Sí, mi señora, pero... ¿Qué hay del maestro Farko? - Pregunta preocupado.

Taéla: ¿Qué pasa con él? - Le mira extrañada.

Nelhir: No aparece por ningún lado. Le he buscado por todo el Templo y el Fuerte, sin rastro de él... - Le explica serio.

Taéla: Por los dioses, donde se habrá metido... Seguro que había olvidado que hoy era el regreso del rey, como de costumbre. - Se hecha una mano a la frente.

Tharion, quién atendía seguía toda la conversación, rápidamente interviene.

Tharion: ¡Yo le buscaré! ¡No os preocupéis! - Dice decidido mientras sale disparado cual veloz flecha hacia la salida.

Taéla: ¡Espera!... - Grita preocupada. Pero Tharion se había marchado demasiado rápido. - Vaya, que impaciente es este joven. ¡Nelhir! Ve y ayuda a Tharion. Asegúrate de que Farko llegue a tiempo a las puertas.

Nelhir saluda firme y acude raudo tras el otro joven. Tharion sale como un rayo del templo, pero se ve detenido por una masa de gente que se dirige a las puertas. Pronto salta hacia estos y comienza a atravesar la calle. Al momento, Nelhir aparece también en la entrada del templo y ve la ola de ciudadanos. El honorable soldado hecha una veloz ojeada entre los ciudadanos y se adentra presto entre las masas en busca del joven...

Tharion consigue atravesar la calle y pronto consigue llegar hasta un estrecho callejón. Nelhir se esfuerza por pasar entre los emocionados ciudadanos, pero un grupo de artista y juglares le cierran el paso durante unos segundos, haciendo que pierda de vista a Tharion.

Tharion: Vaya... Nunca había visto tanta gente junta... - Sale del callejón. - Vemos... - Mira a su al rededor, justo delante se encontraba el río que atraviesa la ciudad. A unos cuentos metros logra ver un puente de piedra, con lo que parece ser la figura de una persona encapuchada, apoyada en el pretil, mirando fijamente las cristalinas aguas del río. - ¿Será él? - Se pregunta a sí mismo.

Tharion se va acercando cada vez más al punte y pronto llega hasta la entrada. El encapuchado parece no darse cuenta de la presencia de Tharion, como si estuviera hipnotizado por el reflejo de las aguas. Tharion se acerca de un salto hasta el individuo.

Tharion: ¿Eres tú, Falko? - Pregunta de repente, errando como de costumbre en el nombre del veterano capitán.

En ese momento el sujeto parece asustarse por la repentina aparición de Tharion y como acto reflejo lanza su codo contra el joven. el gesto sorprende a Tharion, pero sus rápidos reflejos logran salvarlo del golpe. Mientras lo esquiva Tharion logra apreciar ligeramente el rostro del sujeto, mas este no tarda en volver a lanzar otro ataque contra el joven, pero esta vez tratándose de una patada que realiza con un hábil giro de su cuerpo. Tharion ve que en esta ocasión no es capaz de evitarlo y arma su brazo como defensa contra el golpe. El impacto es pleno, pero Tharion consigue mantener su posición, aunque con dificultad.

????: ... ¿Tú? - Mira a Thairon algo molesta.

Thairon: ¿Eh? ¡Ah! ¡Eres tú! ¡La hija del comandante ese! ¡Sheria! - Sonríe despreocupado. - ¿Has perdido algo en el río? - Le pregunta como con toda normalidad.

Sharia: ¡Es Sharia, imbécil! - Se molesta. - Y lo que yo haga no te incumbe. - Se dispone a marcharse.

Thairon: ¡Eh! ¡Espera! ¡Necesito tu ayuda! - Vas tras ella.

Sharia: ¿Ah sí? No me digas. Pues estoy ocupada. Busca a otro. - Salta rápidamente hacia un pequeño camino a orillas del río, cayendo ágilmente y reanudando su marcha.

El joven no tarda en saltar también, pero se ve interrumpido en mitad del salto por alguien que le sujeta una de las piernas. Tharion queda colgando torpemente del puente.

????: Por fin te alcanzo...

Tharion: ¡¿Pero que haces?! - Se retuerce.

????: ¡Espera, no te muevas tanto! ¡No, no!

En ese momento los dos caen cómicamente al camino del río. Sharia se detiene al escuchar el estruendo de la caída.

Tharion: Ogh... Menudo golpe... ¿Estás bien?. - Se preocupa por el otro afectado. Este se incorpora dolorido.

????: Maldita sea... - Se rasca la cabeza magullado.

Tharion: ¡Anda! Pero si eres el de antes... ¡Melir! - Asegura su nombre completamente equivocado.

Nelhir: ... Es Nelhir, ¿Acaso no escuchas?. - Le corrige molesto por el golpe.

Tharion: Jeje, esa ha sido una buena caída, compañero. - Se incorpora y le ofrece el brazo a Nelhir para ayudarlo a incorporarse, con un gesto muy amable en su rostro.

Nelhir: Agh... Sí, bueno... - Le recibe con gusto el gesto a Tharion y se incorpora. - Seguimos enteros. Así que tu eres Tharion... Soy Nelhir Lerethir. - Se presenta firme.

Tharion: Jej, Tharion Drakker. - Le devuelve el saludo con seguridad.

Ambos jóvenes muestran una destacable mirada de gran seguridad en sí mismos.

Nelhir: Bueno, me envían para ayudarte a buscar a Farko. No perdamos más tiempo.

Tharion: ¡Sí, vamos! - Se anima con seguridad. - ¡Espera! - Se vuelve hacia la aún expectante Sharia, quién no podía evitar prestar su atención a la engorrosa situación de los dos jóvenes.

La joven se vuelve seria al ver que ambos la miran y continúa su marcha. Tharion esboza una ligera sonrisa, como si hubiese descubierto algo.

Nelhir: Oye, ¿Esa no es Sharia, la hija del Comandante Daroth? - Le pregunta a Tharion con acierto. - Parece molesta. - Comenta analítico.

Tharion: La he encontrado aquí mientras buscaba a "Falko". Ella podría ayudarnos. Cuantos más seamos mejor, ¿No? - Sonríe ingenuo.

Nelhir: Mm... Tiene sentido. Como sea, pero debemos darnos prisa, se ha hecho bastante tarde. Vamos. - Se adelanta hacia la joven.

Tharion: ¡Bien! - Exclama con seguridad.

Ambos jóvenes avanzan rápido tras la joven pero su marcha se ve forzada a detenerse...

Nelhir: ... ¡AL SUELO! - Grita con fuerza el soldado mientras salta hacia Tharion cayendo ambos al suelo.

En ese momento, un extraño cuchillo negro y cerrado pasa rozando las cabezas de ambos jóvenes. El objeto continúa su camino en dirección a la joven Vlaint, pero esta realiza un rápido movimiento y desenfunda su espada, bloqueando y haciendo que el disco se desvíe y se clave en el suelo de piedra.

Nelhir y Tharion se incorporan y fijan sus miradas en la dirección del ataque. En lo alto del puente un sujeto encapuchado y cubierto por una larga y estropeada túnica salta hacia ellos, desenfundando dos extrañas espadas de aspecto tétrico.

Tharion: ... - Mira con gran seriedad al sujeto mientras aprieta uno de sus puños.

Nelhir: (Pensando) Eso ha estado muy cerca... - Suspira aliviado. Rápidamente moviliza su detallado arco y con mucha rapidez prepara una flecha y apunta a su atacante. - (Habla) ¿Quién demonios ere tú?... - Pregunta con gran seriedad.

Sharia: (Pensando) ¿Qué es ese extraño cuchillo?... - Se pregunta mirando de reojo la extraña arma clavado en el suelo. - ¿Quién es ese tipo?... - Sube la guardia.

El extraño atacante aterriza con gran agilidad al camino sin decir una palabra y arma su extraña espada apuntando a los jóvenes sin decir ni una palabra.

Nelhir: (Pensando) No debo dejar que escape. - Se dispone a contraatacar.

Pero en ese momento Tharion avanza con gran velocidad hacia el sujeto, adelantándose a Nelhir.

Nelhir: (Pensando) ¡Mierda! - Se altera por la acción de Tharion. - ¡Sharia! ¡Ve a informar al Templo! - Le grita mientras avanza también hacia el sujeto enfundando nuevamente su flecha.

Sharia: ... No pienso huir... - Le niega al joven, pero como hablando consigo misma, y rápidamente avanza hacia el combate.

Nelhir: (Pensando) Tch, todo el mundo está en las puertas para el recibimiento del rey... bueno, así al menos tendremos más posibilidades de atraparlo...

Los tres jóvenes arremeten con valentía contra el encapuchado, dispuestos a capturarlo...

Continuará... Editar

<<Capítulo Anterior/Siguiente Capítulo>>

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar