FANDOM


La cálida brisa de verano se fundía con la caída del atardecer en la ciudad. Allí, en aquel mirador, el veterano capitán Farko le contaba al joven Drakker sobre los acontecimientos ocurridos en la última guerra y sobre la leyenda de un hombre con una misión muy grande...

Farko: Presta atención ahora, Tharion. - Le dice serio. - Lo que te voy a contar es algo que vas a escuchar de diversas formas e incluso con datos inventados por dichos narradores, pero yo te contaré la verdadera historia y esa historia comienza con la desaparición repentina... de esto. - Farko señala tocando con su puño el pecho del joven.

Tharion: ... ¿Mi colgante? ¿Ha desaparecido? - Cuestiona extrañado con toda la seriedad de la situación.

Farko: ¡Claro que no, idiota! Te hablo de La Esencia. - Le golpea ligeramente en el pecho.

Tharion: Ah, vale... La Esencia... Y... ¿Qué es eso? ¿Qué tiene que ver con mi padre? - Le pregunta con una clara expresión de incomprensión.

Farko: Jejh. - Suelta una pequeña carcajada. - (Pensando) Es igualito que su padre. - (Habla) No seas tan impaciente, todo a su tiempo. - Se levanta con un gesto de desgaste ya por la edad.

Farko da unos pasos hasta el pequeño muro del mirador y lanzando una fugaz ojeada por la ciudad se detiene en un lugar en específico. Era la calle donde tuvo lugar la resiente pelea.

Farko: Tharion. - Dice de repente. - Cuando te vi luchar hace un momento... Pude ver en ti mucha fuerza y valor, cualidades que son más que necesarias para convertirse en un Guardián. - Dice esto último mirándole de reojo y viendo como el joven esboza una picaresca e ingenua sonrisa por lo feliz que le hacía escuchar esas palabras. - Jej. Pero hay un hecho que era imposible pasar por alto. - Se vuelve hacia el joven. - El hecho de que tú usaste un poder que se daba por desaparecido. Un poder del que antaño los más habilidosos guerreros podían haces uso. Tharion tú usaste el poder de La Esencia.

El joven no acababa de entender del todo sobre lo que Farko llama Esencia. Pues él era totalmente inconsciente que hacía uso de esta habilidad sin darse cuenta. Para él era normal el hecho de generar semejante energía al combatir.

Farko: Hm, supongo que es normal que no lo entiendas. Seguramente ni siquiera eras consciente de que lo tenías en tu interior y ahora estás tratando de entender que es y por qué está dentro de ti, ¿No es así? - Comenta asegurando cada palabra, cómo si de alguna forma supiera lo que estaba sintiendo el joven.

Tharion se da cuenta de que todo lo que dice el veterano capitán es justamente lo que él está sintiendo en ese momento, llegando rápidamente a la conclusión de que Farko se estaba casi adelantado a las sensaciones de él. En ese momento Tharion alza la mirada y se fija en los ojos de Farko, que llaman la atención del muchacho al ver que por estos fluye una especie de brillo de un color bronce claro bastante fuera de lo común.

Tharion: ¡Tus..! ¡Tus ojos! - Dice con asombro.

Farko: Sí. - Afirma rápido. - Este es el poder otorgado según las leyendas por los antiguos Dioses de Altarión, la habilidad que conecta el mundo espiritual con el físico, conocida como "Teth Rhum", "La Esencia".

Tharion queda maravillado al ver aquel brillo en los ojos del veterano guerrero. Pronto no tarda en caer en que él también posee ese poder y numerosas cuestiones comienzan a mezclarse en sus pensamientos.

Farko: Jaj, ¿Confundido? - Pregunta nuevamente adivinando el estado del joven. - Seguro que ahora mismo tienes un millón de preguntas que quieres hacerme. Pero para empez-. - Se ve interrumpido. -(Pensando) ... ¿Qué le pasa?... Su estado de confusión a desaparecido en un instante... Siento una gran seguridad repentina. Qué demonios me preguntará... - Piensa inseguro y algo nervioso al no poder entender lo que siente el joven.

Tharion: ... No. Solo tengo una pregunta. - Dice muy serio. Farko espera nervioso al ver la seriedad del muchacho. - Yo... Yo... - Aumenta la tensión. - (Con mucho entusiasmo) ¡¡¿TAMBIÉN ME BRILLAN LOS OJOS?!!

Tras esta pregunta todo queda en silencio. Ambos se miran fijamente a los ojos. Tharion le mira maravillado por la idea, como un niño cuando le van a dar un regalo. Farko, incapaz de responder a semejante estupidez y manteniendo todo lo posible la compostura, saca otro palillo más y se lo hecha a la boca. En su rostro se aprecia su esfuerzo por contener la ira. Un ligero tic nervioso se hace cada vez más notable en su cara.

Tharion: ... !Es que es bastante increibl-!

Farko: ¡¡¡¡IDIOTAAAAAA!!!!

La exclamación del joven es detenida en seco por la explosión de rabia de Farko el cual lanza a Tharion de un puñetazo contra una pequeña arbolada del mirador.

Tharion: Ahg... ¡Pero qué demonios haces viejo loco! - Se incorpora dolorido. - ¡Tch! - Se aterroriza al ver como la mirada de Farko se clava en él y comienza a andar lentamente hacia su posición, con el sol a la espalda como una sombra diabólica. - (Pensando) Este viejo es un monstruo.

La brisa sopla menos intensa y el sol muestra ya sus últimos rayos. Las lámparas de aceite comienzan a iluminar las calles y edificios de la ciudad y el río brilla cristalino atravesando el reino como una gran serpiente de luz centelleante. A lo lejos, algunos juglares comienzan sus suaves cánticos nocturnos que junto con el sonido del agua de la corriente crean una afable melodía."'

Tharion: Así que la Esencia te permite adivinar lo que estoy o voy a sentir. Eso es algo increíble. - Comenta el joven con la cara algo hinchar aún por el golpe.

Ratko: No se trata de adivinar, Tharion. La Esencia conecta el alma de un individuo con la realidad. Y el alma de cada uno es diferente y por lo tanto otorga una habilidad distinta en cada uno. En mi caso, soy capaz de percibir los síntomas o sentimientos de un ser vivo y con el entrenamiento y los años he sido capaz de llevarla al nivel de poder prácticamente adelantarme a cómo van a sentirse. - Explica con gran sabiduría el veterano. Pues el paso de los años le han enseñado gran cantidad de cosas sobre la vida.

Tharion: Vaya... Eso es algo increíble. - Se mira las manos.

Farko: Hm. Sí. Dentro de este inmenso mundo, por suerte, también existen cosas maravillosas y buenas además de la voluntad del mal. - Comenta el guerrero con una alentadora sonrisa mirando al lejano cielo.

Tharion: ... Antes, nombraste algo de una desaparición de la esencia... Fue obra de esa Voluntad del Mal, ¿Verdad?... - Pregunta con un tono desilusionado y algo preocupado.

Farko: ... Verás, yo he aprendido que todas las cosas tienen un equilibrio. No digo que el Mal deba existir, pero si no existiera ese Mal como sabríamos qué es el Bien... Lo sé, es algo bastante complicado, pero, lo que digo es que todo debe tener un equilibrio para que este mundo no se caiga hacia un lado. - Expone mientras frunce el ceño mirando fijo el firmamento, como buscando algo.

Tharion: jeje, tranquilo. Creo que lo entiendo. - Sonríe humilde.

Farko: Hm, bien. Ahora, como te decía, este poder nos fue entregado para defender la vida y hacerle frente a ese "mal" para conseguir ese equilibrio, y durante muchos muchos años aprendimos de él y contuvimos ese mal. Pero nada es eterno, Tharion. - Se vuelve hacia el joven. - Hace ya más de 90 años comenzaron a suceder extraños fenómeno a los poseedores de la Esencia. La esencia comenzó a consumir sus cuerpos y cuanto más las usaban o desarrollaban más rápido les consumía.

Tharion escucha con atención el relato mientras coge ya la última manzana que le queda.

Farko: Poco a poco iban muriendo al quedar totalmente consumidos, cómo si les hubieran arrebatado su espíritu. Otros pocos se rehusaban de usarla y desaparecían. Algunos que aguantaban de alguna forma obtuvieron una muerte realmente cruel al llegar al límite, pues sus cuerpos explosionaban en un estallido de energía que no dejaba rastro alguno de sus cuerpos... - Recuerda con lamento. - Al final llegó un punto en que solo quedábamos unos pocos y se prohibió el uso de esta en cualquiera de los cuatro grandes Reinos de Exelium, dando por extinguido su poder. Después de eso, a las siguientes generaciones les fue negado el conocimiento de su existencia para así evitar que estos sufrieran las mismas consecuencias de su uso. Dejaron caer toda esperanza en el olvido. - Termina.

Tharion, tras escuchar el relato, entra en un cúmulo de pensamientos, preguntándose el por qué de esa desaparición, por qué él fue capaz de despertar su esencia, y el motivo de la desaparición de su padre...

Continuará... Editar

<<Capítulo Anterior/Siguiente Capítulo>>

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar